Evite sorpresas al planificar los CAMBIOS en su Sistema de Gestión de Calidad
Podrá evitar imprevistos, ganar tiempo y recursos al contar con una adecuada planificación para los cambios que debe implementar en su empresa. Conozca que es lo que dice requisito 6.3.Planificación de los cambios de ISO 9001:2015.


Actualmente las compañías deben de enfrentarse a procesos de cambio y adaptación constante, enfocados fundamentalmente a nuevas metodologías provocadas por el proceso de digitalización que se está llevando a cabo en la gran mayoría de empresas. Si bien este es uno de los motivos más presentes en los últimos años, no es el único.

En muchas ocasiones cualquier cambio tanto interno como externo puede provocar resultados negativos en una organización sobre todo en un ámbito muy delicado para su desarrollo: el trato con el cliente. Contar con un Sistema de Gestión de Calidad puede ayudar a las compañías a afrontar este tipo de situaciones de una manera sencilla y práctica. Es muy importante es llevar a cabo una planificación para estos cambios en lugar de esperar a que sucedan de manera imprevista. 

El apartado de “Planificación de los cambios” de la ISO 9001:2015, habla del momento en el que la empresa requiere de cambios en el Sistema de Gestión de Calidad:


Que dice el requisito 6.3. Planificación de los cambios

Cuando la organización determine la necesidad de cambios en el sistema de gestión de la calidad, estos  se deben llevar a cabo de manera planificada.

La organización debe considerar:

a) el propósito de los cambios y sus consecuencias potenciales.

b) la integridad del sistema de gestión de la calidad.

c) la disponibilidad de recursos.

d) la asignación o reasignación de responsabilidades y autoridades.


Analizando punto por punto 

a) El propósito de los cambios y sus consecuencias potenciales.

En este punto, hay dos factores importantes. El primer lugar hay que entender por qué el cambio está siendo hecho , y eso es lo que debe orientar la planificación. Entender el propósito del cambio hace posible planificar acciones que ayuden a alcanzar el objetivo.

En segundo lugar debemos tener en cuenta el riesgo. Antes de efectuar los cambios en la práctica es preciso pensar cuáles pueden ser las potenciales consecuencias, se trata de gestionar los riesgos presentes en el proceso de cambio.

También es importante encontrar formas de saber si el propósito fue alcanzado, pues no todos los camb
ios son simples de ser visualizados. Para ello podemos contar con un indicador de cambio. 

b) La integridad del Sistema de Gestión de la Calidad.

Se trata de asegurar que incluso después de los cambios que usted desea realizar, su Sistema de Gestión de la Calidad continuará funcionando, continuará ayudando a su empresa a entregar conformidad, aumentar la satisfacción del cliente y alcanzar los objetivos preestablecidos.

c) La disponibilidad de recursos. 
También será necesario garantizar que los recursos necesarios estén disponibles. Aquí, es interesante pensar de manera más amplia, pensando no sólo en los recursos necesarios para efectuar el cambio en sí, sino también en los que serán necesarios para mantener el status del cambio. No basta solo con cambiar, ese cambio debe ser sostenible y mantenerse a largo plazo.

d) La asignación o reubicación de responsabilidades y autoridades.

Al cambiar algún proceso del SGC, también hay que cambiar quién ejecuta las tareas, analiza indicadores, por ejemplo. Estos cambios en los papeles también tienen que ser considerados.

Pensando en ese aspecto, es posible anticipar la necesidad de contrataciones o incluso reubicar equipos en puntos específicos del proceso o proyectos. Además, al pensar en quién va a actuar en qué cargo o papel después de los cambios, usted también comenzará a analizar las competencias de las personas, identificando la necesidad de entrenamientos y capacitación

Hay cambios en el SGC que fracasan por no tener un líder responsable de mantener la mejora activa después de que el trabajo de cambio acaba.



No se preocupe en sólo atender la ISO, anticipe riesgos y aproveche oportunidades

Podemos decir que la planificación de cambios no es un elemento de la ISO 9001: 2015, sino un requisito importante de su Sistema de Gestión de Calidad. La preocupación aquí no debe ser en crear documentos, sino asegurar que los cambios sean significativos y traigan buenos resultados para la empresa.

¡Lo podemos ayudar!